fbpx

¿Por qué son importantes los baños de sol en bebés?

Cuando el bebé nace y es dado de alta, una de las indicaciones de los pediatras y/o neonatólogos son los llamados  baños de sol en casa, algo que puede extrañar mucho a los recién estrenados padres porque la mayoría desconoce la importancia y los beneficios de los baños de sol en bebés y, sobre todo, cuál es la forma más adecuada de hacerlos.

La importancia que tienen los baños de sol en bebés es muy grande, ya que son muy beneficiosos para la salud y vitalidad del recién nacido, pero es importante que los padres aprendan a realizarlos de la manera más adecuada, ya que la piel de un recién nacido es muy delicada y si son aplicados de una forma incorrecta y con abuso de la exposición al sol, en cuanto a horarios, tiempo y vestimenta, podrán traer consecuencias patológicas, desde leves a graves en la vida presente o futura del bebé.

Beneficios

1. Al penetrar el rayo solar la piel, se produce vitamina D, necesaria para mantener los niveles de calcio y fósforo suficientes, circulando en nuestra sangre.

2. Ayuda a la absorción de calcio en nuestros huesos.

3. La vitamina D, sola o con el calcio, ayuda a aumentar la densidad mineral ósea, disminuyendo la incidencia de fracturas y la correcta formación de los dientes.

4. El sol también permite establecer al recién nacido su reloj biológico, desarrollando hábitos de sueño saludables.

5. Disminuye la ictericia neonatal.

6. Previene el raquitismo en los niños, que conlleva a tener huesos blandos y quebradizos.

Algunas Asociaciones Pediátricas recomiendan que los lactantes menores de 6 meses alimentados con lactancia materna exclusiva y que vivan en países con climas muy fríos reciban también suplementos de vitamina D para mantener su nivel adecuado en sangre.

Y es que, a pesar de que la leche materna contiene vitamina D, sus concentraciones no son muy altas, debido a que la madre tampoco recibe, lo más probable, suficiente sol como para sintetizarla y aportar cantidades adecuadas a través de la lactancia.

Esta teoría sobre los suplementos de vitamina D para estos lactantes es cuestionable, ya que la madre podría recibir un buen aporte de vitamina D a través de los alimentos con una rica alimentación basada en aceites de pescado (salmón, atún, sardinas), lácteos (leche, queso, mantequilla, yogurt), champiñones, yema de huevo y cereales fortificados.

Cómo realizar baños de sol en recién nacidos

1. Preferiblemente en horas tempranas de la mañana (antes de las 10 am).

2. Vestirlo con ropa de algodón, delgada y clara, o sea, ya no exponerlo como antes desnudo y solo con pañal.

3. Colocarlo preferiblemente detrás de un cristal (ventana) por donde pasen los rayos solares.

4. Puede estar en brazos de la madre o padre o colocarlo en un portabebé.

5. También se puede colocar en un coche y pasearlo unos minutos (máximo 10 minutos) bajo el sol.

En realidad conque penetre el rayo de sol por una pequeña zona de su cuerpo será suficiente para que el bebé obtenga los beneficios de la vitamina D en su organismo.

Asimismo, la madre también se beneficiará al ayudarlo a tomar sus baños de sol, ya que podrá sintetizar suficiente cantidad de vitamina D, la cual le aportará a su hijo través de la leche materna. Y es que dar el pecho es la mejor y más completa alimentación que pueda recibir un bebé hasta los dos años o más de edad si así lo quiere el hermoso binomio que forman madre/hijo.

 

Fuente: guiainfantil.com
0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

CONTÁCTANOS

No estamos por aquí de momento, Pero puedes enviarnos un correo electrónico y responderemos tan pronto como sea posible.

Enviando

Todos los derechos reservados The Organic Heart Co. 2016 Aviso de Privacidad AVISO DE PUBLICIDAD: 163300202D0182 SALUD ES BELLEZA

Log in with your credentials

Forgot your details?